lunes, 24 de agosto de 2009

Con instrumentos fabricados con material reciclado toca banda infantil en población de Boyacá


Estudiantes de un colegio veredal de San Luis de Gaceno fabricaron los tambores, zampoñas, redoblantes y bombos de su banda rítmica con tarros y canecas, que reciclaron en sus casas.
Palos de escoba, botellas de gaseosa, pedazos de metal y hasta el motor de una licuadora vieja fueron usados por estudiantes de la Institución Educativa Nueva Esperanza de San Luis de Gaceno para fabricar sus instrumentos.

De esta forma, 18 alumnos del plantel educativo del centro poblado Santa Teresa, ubicado a dos horas del centro de esa localidad, conformaron la particular agrupación musical.

"Con esta banda rítmica ya llevamos cinco años, los estudiantes ponen a prueba toda su imaginación y crean sus instrumentos con los que generan un sonido de percusión armónico", dice Ómar Moreno, director de la banda.

Según él, la iniciativa surgió de la necesidad y ante la falta de una 'orquesta' en la vereda. "Acá no hay recursos para comprar instrumentos musicales y por eso los mismos alumnos fueron quienes los diseñaron y fabricaron", asegura el docente.

La estudiante de séptimo grado, María Fernanda Moreno, por ejemplo, utilizó la olla 'más viejita' de su casa con todo y tapa para fabricar el redoblante que interpreta desde hace dos años.

"Pese a los esfuerzos que se han hecho para tener la banda rítmica, es necesario adquirir verdaderos instrumentos musicales para conformar nuestra orquesta", asegura enfáticamente la niña de 12 años.

De esta forma, y a ritmo de platillos, redoblantes, bombos, una zampoña e instrumentos a los que no han podido bautizar como uno semejante a una lira, los jóvenes son los encargados de los eventos centrales en las reuniones de padres de familia y hasta cuando el Alcalde o concejales hacen presencia en ese lugar.

A su turno, Fernanda Cubides, otra integrante de la banda, asegura que con el reciclaje de la basura y su utilización en instrumentos musicales, aportan no sólo con la descontaminación de su centro poblado, sino con la utilización del tiempo libre.

"Yo utilizo el motor de una licuadora al que le adicioné una varilla y hace un sonido semejante al de una zampoña", señaló Fernanda.

El director de la banda dijo que con los instrumentos interpretan temas como 'El Chavo', 'El gran batallón' y 'Capitán'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada